miércoles, 4 de julio de 2007

Provocando mi cabeza

Qué tan lejos llevaría las cosas?
Bastaría con besarte o haría más?
Cómo sabría hasta donde quiero llegar con algo que voy a probar, acaso pararé cuando me canse de besarte, acariciarte y me canse de tener tu cuerpo?

O no me gustaría ir más allá de un beso sencillo, que simplemente me de la bienvenida a un mundo desconocido, pero tentador… No lo sé, en mi cabeza deambulan mil posibilidades, cada una me enfría los pies, me hace temblar el cuerpo y provoca un vacío en mi estómago! Sonrío al pensarlo!...

Harías vos el primer movimiento o lo haría yo? De ser lo primero, temblaría, tal vez del susto, y no sabría como tomar control de la situación, supongo que te dejaría manejarme a tu antojo; si lo hiciera yo, me acercaría a vos, cerrarías tus ojos o te los cerraría, estoy segura que te los cerraría, luego acercaría mi boca a tus labios y los besaría lentamente, tan suave como nunca te han besado, porque estoy segura que te estaría besando una niña inocente que por dentro pide ser despertada, en vez de la mujer que se acostumbró a besar por hacerlo!, despacio movería mis labios, entrelazándolos con los tuyos, tomando tu aliento, sintiendo como tu lengua busca la mía, hasta que al fin sucede… Te habré besado… Qué sentirá mi cuerpo, qué sentirá mi corazón, pero aún más importante, qué sentirás vos!

Tocaría tu cuerpo palpitante como nadie te lo habrá tocado, soñaría con vos y te haría soñar conmigo, luego, al instante haría tus sueños realidad… Recorrería tu cuerpo, tocaría cada centímetro de tu piel, te rozaría con mis labios, dibujaría mi deseo en vos, me robaría el perfume de tu piel y sentirías junto conmigo la delicadeza que me provoca… Acariciaría tu cara, miraría fijamente tus ojos, intentando descifrar su lenguaje enmarcado en todos los colores que hay en ellos, supongo que sonreiría al mirarte y sé que te halagaría por tu hermosura, por esa ternura que compartís conmigo y eleva mi mundo hasta el cielo.

No sé si las palabras servirían de algo, tampoco sé que te diría para no arruinar un momento tan anhelado, maldita sea, quisiera decirte lo mucho que he pensado en unir tus labios y los míos, y quisiera escuchar que me dirías en ese momento… Esos ojos… Esa boca… Esa cara tan hermosa… Ese cuerpo…

Uaj! Quisiera más bien dejar de soñar…

No hay comentarios: