jueves, 11 de octubre de 2007

Algún día

Llegará el día en que los juegos lleguen a un nivel superior, en el que el deseo mutuo se materialice en un beso, en un desenfrenado beso que nos lleve a comenzar a hacer realidad tantos sueños, tantas escenas increíblemente sensuales que elevan nuestras mentes a otras dimensiones.

Un beso será el inicio de un capítulo que en las mentes no conoce final, pues son millones las formas, los momentos, las canciones y las escenas imaginadas, y entre esa imaginación y esta realidad solamente hay un suave roce de labios con formas perfectamente marcadas.

Eso será suficiente para disparar el botón de libertad y desenfreno, y a partir de ese momento, un mundo de posibilidades espectaculares se darán paso por nuestras mentes y sin impedimentos mortales podrán hacerse reales!

Temblará la Tierra tanto como nuestros cuerpos dominados por un solo palpitar, incitados por un deseo tan poderoso como nuestras mentes, entraremos temblando a un mundo que no alcanzo a imaginar completamente, y ahí, los juegos habrán llegado a un nivel superior.

No hay comentarios: