martes, 23 de octubre de 2007

Vos!

En mi mente bailás,
En mi mente reís,
En mi mente brincás,
En mi mente habitás.

Abro los ojos y llegás a mí,
Como imán de mis pensamientos ejercés tu poder,
Sometiendo mi cuerpo a sensaciones inexplicables,
Que recorren el tiempo junto a mí.

Sueño que estarás a mi lado por siempre,
Me asusta la idea de algún día llegar a perderte,
Has devuelto la felicidad a mi vida,
Coloreando con tu magia cada uno de mis días.

Siento la energía recorrer mis venas,
Debo saltar pues mis pies no pertenecen a esta tierra,
Movimientos acelerados de mi corazón,
Sonrisas en mis labios tan grandes como vos.

Tantas ideas dibujás en mí,
Tantos deseos despertás,
Tantas alegrías causás,
Que no concibo poder dejarte de amar.

Te robaste mi corazón,
Me lanzaste al cielo y ahí me voy a quedar,
No importa si enloquezco al no poderte encontrar,
Lo que has hecho con mi vida nunca lo voy a olvidar.

La vida no me advirtió lo que significaba idolatrarte,
Los días no vieron venir lo que lograría entregarte,
Quisiera sinceramente compartir tu corazón,
Lograr hacerte sentir la felicidad que me das.

Vi el cielo juntarse con el mar y percibí una tormenta,
Una tormenta perfecta esperando el momento de estallar,
En un horizonte infinito que nos pretende cautivar,
Y ahí, solo puedo desear que te dejés amar…

No hay comentarios: