viernes, 30 de noviembre de 2007

Santiago

Justo cuando las cosas parecían ser oscuras y tristes,
Llegó un angel disfrazado de humano,
Para recordarme que soy un ser amado.

Llevás a mi lado varios años de vida,
No digo muchos porque no han sido suficientes,
Pues con vos siempre puedo vivir una aventura,
Y así algunos días no estén llenos de alegría,
Tu sonrisa y tu energía iluminan de una forma increíble mi vida.

Gracias le doy a los dioses,
Tu destino y el mío han sido soldados,
De forma que siempre estaré a tu lado

Vos sos dueño de un amor que va más allá de lo descriptible,
Que ha combatido cuanto dragón al frente se nos ha parado,
Verte feliz es para mí un privilegio...

No hay comentarios: