martes, 18 de septiembre de 2012

Infinita tristeza

Y así, en una tarde de septiembre, mi vida se partió en dos.
A partir de ese día nada volvió a ser como era, la alegría se disipó y una tristeza infinita tomó el control, consumiéndome.
Hoy recuerdo su piel, sus ojos, su pelo, su voz y su amor.
Sobre todo su incondicional amor, esa forma de tratarme como si hubiera sido mi madre, ese trato especial.
Yo su estrella, ella mi ángel terrenal... Se fue al cielo y nada volverá a ser igual.
Se acabó su agonía, se detuvo su dolor, dando paso a mi desolación.
Intento llenarme de su energía, fortalecerme en su huella, sin embargo, su ausencia me carcome y nada echo de menos más que sus tiernos abrazos, ese despliegue del más puro amor, esa facultad de darle solución al más mínimo o arrollador de mis problemas...
Hoy, no hay mucho que pedirle a un corazón que hace un año se despedazó.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Un borrador

El cielo no quiso entender, 
sabía que era lo mejor 
alejarme de vos. 
Difícil era de aceptar, 
los ojos engañan al corazón
 y la mente se niega a perder.

Deja salir tu ira, 
sacá tu herida a respirar. 
Yo esperaré el momento 
El momento preciso para atacar. 
Atacaré con mi olvido.

Si abrís la ventana cuando despertés
Y miras al cielo vos me verás volar,
y si ese día me quisieras alcanzar 
tus alas marchitas 
te darán ganas  de llorar.

Yo me despido me voy, 
Mi salvación es tu traición 
Yo me despido me voy, 
Gracias al caos me libre de vos.

Deja salir tu ira, 
sacá tu herida a respirar. 
Yo esperaré el momento 
El momento preciso para atacar. 
Atacaré con mi olvido.
Con mi olvido

domingo, 2 de septiembre de 2012

Cruda


No lo logro. Mi mente no se detiene. Como un tren afanado por alcanzar su última estación. 


Hace calor. Pulula la tristeza. Sueños de muerte. Afán de libertad.

Asuntos inconclusos. Puntos sin final. Palabras ignoradas. Lágrimas sin derramar.

Intento contenerme. A la nada quisiera saltar. Dejar de respirar. Huir lejos sin mirar atrás.

Extraño tu amor que nunca fue exclusivo. Recuerdo tus besos. Añoro tus abrazos. Maldigo tu silencio.

Aborrezco su ausencia. Me pierdo en el sufrimiento. Los ojos no soportan. Mi corazón muerto late lento.

Si te tuve merezco saberlo. Quisiera vivirlo como un cuento. Final feliz, todos contentos. Que fracase el dolor en sus intentos.

Celebro y te pienso. Te sueño y me retuerzo. En la soledad mi desespero. Me aniquila tu recuerdo.

No hay mareas vivas en mi cuerpo. La luna ignoró mi súplica. A quien quiero siempre aporreo. Mi alma no encuentra sustento.

Te llenaste para atraparme. Me dejaste cocinando a fuego lento. Se fue el agua. Me quemaste en el intento.

Recipiente vacío. Nada para rescatar. Universo melancólico. Sin futuro miro atrás.

Escapar es un sueno. Combatir la realidad. Mi olvido y mi delirio. Mi fin y mi soledad.

Alguien apiádase. Ponga fin a la miseria. Cierre mis ojos inertes. Deje mi alma descansar.

Ni cuerpo ni mente. Para nada especial. Refugiada en mi agonía. Presa de mi ilusa libertad.

Señor, señora, observe el show. Quien todo lo tuvo. Como un cofre terminó. Piratas saquearon a satisfacción.