lunes, 3 de diciembre de 2007

Cadena de corazones rotos

Tal vez se te salió de las manos el manejo de las sensaciones y sentimientos que te provoco, tal vez no soportaste volver a tu casa a tu vida rutinaria y plana sabiendo que había alguien dispuesto a entregarte cosas que jamás habías conocido.

No lo sé, ante tu ausencia es imposible que en mi cabeza paren de dibujarse escenas y posibilidades por las cuales no estás a mi lado, por las cuales hacés lo contrario a lo que tantas veces me pediste hacer, quedarme a tu lado.

Te extraño como al Sol en estos días grises de invierno, siento que falta algo en mi vida, sonreír al despertar es más difícil cuando no estás ahí para desearte un buen día o cuando sé que un mensaje no conseguirá respuesta alguna de tu parte; la música me recuerda que hay alguien en mi vida tan grande como fue quien vive en Alnilam, pero se rehúsa a participar en mi vida, huyendo a la amistad que siempre estuvo ahí para cualquier cosa, desde el primer día que nos saludamos.

Cadena de corazones rotos, yo le rompí el corazón a alguien, mientras camino con el mío en el mismo estado, será que el tuyo también está roto y eso es lo que te pasa? Es eso lo que te aleja de mi?

Odio respirar cuando mi corazón se está quedando sin fuerzas para bombear energía por mi cuerpo, odio levantarme del letargo que quisiera vivir, odio levantarme sin razón alguna, no tengo puerto a cual dirigirme, no lo veo, hay demasiada neblina en mi camino y las nubes se dibujan sobre mí recordando que conocí una deidad y no fui capaz de mantener semejante espectáculo conmigo.

Imaginate junto a mí, no sería espectacular? No te pido amor, tu amor está ocupado, hay muchas otras personas pidiendo amor, yo sólo quiero caminar a tu lado y enseñarte que lo que tengo para darte es tan real como lo que sentías cuando me veías, la alegría que se dibujaba en tu cara y la tranquilidad que le pude dar a tu espíritu mientras todo era normal, dentro de lo que se puede llamar así.

Por qué me tengo que conformar con mi vida sin vos? Si sabés que siempre respondí cuando me necesitaste, por qué no me dejás estar a tu lado en este momento? Hay mil ideas en mí, amarme fue tu deseo y renunciaste antes de lograrlo, el motivo no me lo explico y me está quemando por dentro, me están llorando los ojos y no encuentro la razón...

Luego no digan por qué la cadena de corazones rotos no para, pues así no puedo hacer feliz a nadie, vos tampoco podés y ni hablar de aquel pobre que camina hoy con el corazón partido por mi desamor...

Volvé a mi que me estoy enloqueciendo...Si no vas a volver por lo menos decímelo, dejámelo tan claro que no me quede duda que a tu lado no me querés, pero decíme algo que esta incertidumbre me está matando.

No hay comentarios: