viernes, 1 de agosto de 2008

Sin barco, Sin mar!

Sin barco, sin mar!
Ahora qué va a ser de mi?
A dónde se van a ir los sueños?
Ya no tengo en qué viajar, me siento parada sobre un piso blanco rodeada por páneles blancos, tan blanco que me encandila y no sé para donde coger, perdida en un plano sin final, caminando en cualquier dirección para darme cuenta que no hay cómo avanzar.
No sé si llorar, no sé si sonreír, hay un dolor que entra y sale, unas ganas que arden entre la boca y el pecho, una rabia que causa terremotos, una frustración que no deja dormir.
El "perro amor" de los sueños explotó dejando a Fantasía congelada en un tiempo que se va haciendo más lejano, sin forma de viajar a otro puerto soñado.
Mi barco fue aporreado de una forma tan descarada que no puede ser reparado porque perdió algunas partes, que desastre no haber estado ahí para evitarlo.  Maldita sensación de impotencia.  Qué pasó que todo se está saliendo de lo que había pensado?

No hay comentarios: