This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.This theme is Bloggerized by Lasantha Bandara - Premiumbloggertemplates.com.

28/01/2017

Conclusión de un sábado al medio día

Si ya no te escribe ni te llama cuando se emborracha, ya no es tuya

15/01/2017

Ah bueno

Así como cuando uno se va de viaje y el compi de piso se encuentra al man con el que uno está saliendo, en un supermercado, dándose picos con una grilla, así...
Otro que se va, realmente no pasa nada, sigo intacta.

08/01/2017

... El ratón del queso -me enojé-

Esos amigos que le dejan de hablar a uno porque su pareja así lo quiere, ¿qué ome?
Eso no es amistad, así no deberían ser las cosas, es una falta de respeto, de cojones, de confianza, de todo.

No quiero más gente así en mi vida, que se vayan al carajo y ya veremos si se atreven a venir llorando cuando su relación tambalee o se termine, porque ahí si seguro se dan cuenta de todo lo que perdieron y lo intentan recuperar.

No me ha pasado una sola vez en la vida, ya me sé de memoria cómo van las cosas con estos supuestos amigos que me hacen sentir tanta rabia que a veces creo que me va a dar un aneurisma.

Y es que llega una persona aparecida y después de un comentario o una discusión borra años y años de bonita amistad, y casi siempre la causa con celos, hágame el hp favor.

Y lo peor es que casi nunca el "amigo" este es capaz de decirle a uno la situación como para despedirse, "pedir un tiempo" o algo, ¡no!, solo se aleja y uno se da cuenta cuando la ausencia hace presencia y se topa uno de frente con el silencio. Es el colmo llegar a eso después de haber pasado días y noches enteras hablando de las confesiones más íntimas y los asuntos más personas posibles.

¡Qué puto descache alguien así!

Abrí los ojos y reaccioné

¡Eso de guardar esperanzas en alguien o de estar con alguien si es una pendejada! Se llena uno la cabeza de ideas y cuando no se hacen realidad queda uno como un bobo, solo y aburrido.
Ya no quiero guardar esperanzas con nadie, no me apetece sentirme maluca por no estar con alguien -estar, en el mayor espectro posible de la palabra-.

A la mierda todo esto, que cada quien haga lo que le de la gana, si coincidimos bien y se vive, si no, pues nada, que cada quien siga haciendo lo que le plazca.

04/01/2017

¿Resoluciones de año nuevo? - Las delicias de Maiky


Artículo publicado originalmente en la página web de "Las delicias de Maiky". 
#LasDeliciasDeMaiky 

Arrancó el nuevo año y seguramente ya te empezaste a dar cuenta que estás viviendo exactamente igual que el año pasado –y los años anteriores-, y si no te has dado cuenta aún, te doy unos días más, por pura amabilidad.

Es un gran “pajazo mental”, creer que de un día para otro todo va a cambiar simplemente porque la Tierra pasó de nuevo por un punto en su órbita alrededor del Sol, y que por eso automáticamente te vas a despertar al día siguiente siendo una persona nueva que cumplirá todos sus propósitos, sus sueños, o lo que sea que te hayás dicho. No, no, no, ¿ves que no tiene mucho sentido?.

Es como creer que en la noche del 31 de diciembre, a eso de las 12:00 de la noche (antes no sirve, después menos), unas hadas o unos duendes o alguna cosa rarita te echó polvos mágicos encima y ¡pum! ¡Ha resurgido un nuevo ser humano!, abran paso que este si es capaz de comerse el mundo porque justo ayer se acabó un año de mierda y este que empieza si, en este si lo dará todo y será el mejor año de su vida. Haceme el favor y dejá de estar creyendo pendejadas.

Es la época en la que más gente se inscribe al gimnasio (para nada) y va a la peluquería, porque los propósitos más comunes son, obviamente, vivir de manera más saludable, verse bien, sentirse mejor, hacer ejercicio y comer más balanceado (eso sí, hasta diciembre porque los tragos, la natilla, los buñuelos, los asados y las fritangas son irresistibles). Pero cuando empiezan a pasar los días, nos vamos dando cuenta que ni por el verraco vamos a hacer los sacrificios necesarios para hacer realidad los objetivos que nos prometimos.

Porque eso sí, uno arranca con toda el día uno, pero romper los hábitos es muy difícil y más temprano que tarde termina tirando la toalla, se aburre, se siente fracasado y finalmente lo deja en el olvido, trayéndolo de nuevo a su mente a final de año, cuando llega el momento de volver a hacer la lista inútil, en la cual, por supuesto se incluirá para intentarlo otra vez en el nuevo año.

¡No jodan! Se requiere más que una reflexión impulsada por un acostumbrado alboroto mediático y social para cambiar la vida. Las 12 uvas no van a darte prosperidad porque no tienen nada que ver, los calzones amarillos (que espero pronto dejen de ser parte de los inventarios de los almacenes) no te van a dar lo que prometen por la sencilla razón de que son unos calzones y punto, correr como dementes con maletas vacías no te darán más viajes, porque la maleta no es mágica y no trae un montón de tiquetes y dinero en su interior.

Eso de la maleta lo hacía de pequeña, luego aprendí que me tocaba acosar a mi familia para que me llevaran de viaje, independiente de cuántas vueltas daba o dejaba de dar alrededor de la piscina que había en el lugar donde pasábamos los 31 de diciembre. Ahora la cantidad de viajes que haga en un año no dependen de mi familia sino de mi, por eso he resuelto acosar a la vida para irme a donde me provoca, cada vez que me provoca.

Se requiere mucho enfoque en lo que se quiere ganar, determinar cuáles son los pasos que se deben seguir facilita un montón la tarea, y por supuesto, hay que concentrarse en ayudarle al cuerpo y a la mente a conseguir el nuevo hábito de manera que le sea leve y que cuando menos lo piense el cambio ya se dio. Se requiere ir paso a paso y para eso no es necesario que se acabe el último mes del año del calendario gregoriano.

Dejá la bobada, despertá y date cuenta que cualquier momento de la vida es perfecto para proponerse algo y avanzar hasta lograrlo.

Que te den

¡Y no te borro nada más pa' que te sepa a puta mierda ver mi vida!

Perdiendo el tiempo

Ya no sé si llegué tarde a tu vida o si llegué a tiempo. ¿O tal vez llegaste? 
A mi vida le caes en un buen momento, pero veo que a la tuya no, aunque lo que veo es diferente a lo que siento, a lo que me haces sentir.

Hay cosas que pasan de las que uno no entiende nada. Vos y yo coincidiendo en este momento es una de esas cosas. Y como siempre, me como de vez en cuando el coco intentando descifrar de qué va todo esto.

Creo que hay una lección aquí guardada, aunque aún no la veo.
¿Que deje de ser ociosa con la sexualidad con una mujer? ¿Que te ayude a descubrir quién sos realmente? ¿Que te deje en paz -como mejor persona- porque ya hay alguien más en tu vida? ¿Que vuelva y omita el gusto físico y me enfoque solo en construir una amistad como lo que planteaste la última vez, el 31 de diciembre? ¿Que te sacuda el mundo?
No lo veo claro. Será fluir con mucho respeto y mucha ética para no herir a nadie, no me gusta herir, ni que me hieran, entonces será apegarme al karma y portarme de acuerdo a lo que vayás planteando, no yo para no meter las matas ni nada.

Fluir con cuidado. FIN.

🚀Viaja al pasado ⏳