martes, 11 de julio de 2017

Al pasado déjelo quieto

Al pasado no hay que darle mucha mente, no hay que buscarle razones ni excusas, no hay que reblujarlo, principalmente.

¿Pa' qué si no se puede modificar? Torturarse es dejar la cabeza enfocada en escudriñarlo, acciones sin sentido, sin grandes logros ni motivos de orgullo.
Aparte de una que otra reflexión, hurgar el pasado no sirve pa nada.

"Hay que filtrar los pensamientos", como dice un buen amigo, sobre todo cuando hay arrepentimientos y no dejar calar en la mente a esos pequeños bastardos que nada bueno dejan a su paso.

Todos tenemos pasado y no hay que enfocarse mucho en él, ni en el propio ni en el ajeno, porque ese es un peor error, más que titánico, joder a otro por su pasado, como si tuviéramos manual, instrucciones de cómo vivir o incluso la moral para juzgar a nadie, a nada.

Pretérito quedate donde pertenecés, en el recuerdo, en el olvido.

No hay comentarios: