Confesión

Reconozco que quisiera que quisieras estar conmigo.
Así, básico y honesto, me encantaría derretirte y que tu interés en mí fuera tanto que alejarte de mi te borrara la sonrisa al pensarlo.
¡Me gustaría tanto que te montaras al Carbiélago y nos fuéramos de viaje!