Sos impresionante

¡Noo, no, no!
Me quemás, como el Sol de verano en una playa, con los ojos que no miran sino que hechizan.
Me paralizás la cabeza teniendo incluso a mi lado la carta del rey.
Me moldeás los labios sin tocarlos y los hacés brincar a la sonrisa cuando los ojos se atreven a contemplar el paisaje más soñado.
Si alguien dijo que soy quien demuestra que existe la perfección, es porque no te ha conocido o porque estoy bajo el efecto de tu encantamiento, sos lo más cercano al paraíso y en vos me quiero quedar, renuncio a sentir o pensar que te puedo perder o que me podés perder, renunciá vos también que te aseguro que despacio nos vamos a encontrar y cuando lo logremos jamás nos vamos a dejar de amar.
Cuando estás frente a mí, cuando te sentás conmigo, cuando pasás por mi lado, me deleitás con sensaciones; siento la energía que llevás por dentro, siento que me muero por abrazarte y darte un beso, siento que te gusta mucho lo que estás viviendo y no voy a dejarte olvidarme.
Felicidad es una palabra muy grande... Felicidad no alcanza a describir lo que siento, por lo menos eso creo, sinceramente no entiendo que siento, ¡jamás había vivido algo así!

Archivo