domingo, 19 de octubre de 2008

Había que...

Había que agarrarse de la mano para caminar porque al soltarse todo se iba a derrumbar,
Había que ser el espíritu del otro cuando el otro lo perdiera,
Había que sonreír por el otro cuando al otro se le borraran las sonrisas,
Había que respirar el aire por el otro porque el llanto lo estaba ahogando,
Había que despertar al otro esperando la peor reacción porque la tristeza no lo dejaba ver el Sol,
Había que mirar el camino a seguir por el otro porque los ojos no le habrían por tantas lágrimas derramadas,
Había que tener paciencia porque el otro no encontraba la forma de salvarse y no quería hacerles daño,
Había que entender lo difícil que es vivir cuando se pierde la voluntad de seguir adelante y la energía se escapa en los sueños que jamás volverán a ser realidad,
Había que recordar lo que duele perder a quien se ama y por eso no presionar,
Había que bombearle sangre al corazón del otro para que siguiera latiendo,
Había que alejarse sutilmente si todo eso era mucho pedir...

No hay comentarios: