27.2.23

Britney vs. Spears


Artículo publicado en Nota Random (Revista Digital), octubre 19/2021.

Por: Ana Lucía Pérez Escobar


El 28 de septiembre se estrenó en Netflix el documental sobre la tutela que ha tenido a la cantante de pop bajo la estricta custodia de su padre, Jamie Spears, que bien puede considerarse el villano de la historia.


El largometraje de 93 minutos fue dirigido por Erin Lee Carr. En este, ella y la periodista Jenny Eliscu muestran y discuten sus investigaciones y hallazgos acerca de las numerosas luchas que ha tenido que llevar a cabo Britney Spears para recuperar su libertad, después de perderla hace más 13 años de manera irregular.


Britney vs. Spears está basado en entrevistas, grabaciones de voz, mensajes de texto, documentos y hasta en experiencias personales (pues Jenny Eliscu es amiga de la estrella). Al verlo podemos conocer información que desconocíamos acerca de esta infame tutela, como la corrupción de los involucrados, la injusticia que se ha cometido contra ella durante todos estos años y los intentos fallidos de Britney por pedir ayuda y recuperar su autonomía.


Incorrectamente medicada, desahuciada, dada por loca, atrapada sin comunicación con el mundo exterior, alejada de sus amigos, amenazada con quitarle el poco tiempo que se le permitía con sus hijos, despojada de cualquier acto de libertad y autonomía que pudiera realizar, sin poder usar dinero siendo multimillonaria, uno no entiende cómo no se desquició peor esa mujer que ahora tiene 39 años, pero que fue encerrada a los 26 al estilo de una película de terror.


Al ver Britney vs. Spears es inevitable preguntarse, por ejemplo, si la mamá de la cantante no ha movido un dedo para ayudarla a librarse del yugo de Jamie Spears, y ¿qué es lo que le pasa a ese “padre” de la estrella pop? Afortunadamente, posterior al lanzamiento de este documental y de otros que han tratado el mismo tema, y de la fuerza que tomó el movimiento #FreeBritney que iniciaron sus fans, sabemos que el señor Jamie Spears por fin ha renunciado a ser el tutor de su hija, y aunque se le han asignado nuevos tutores, es menos horroroso que la idea de un papá manteniendo a su hija encarcelada, explotándola y robándole su dinero.


Es un buen documental, es entretenido (aunque puede dar rabia), y muy recomendado. Por supuesto, si usted es fan de la cantante, seguramente ya lo vio y si no lo ha hecho, vaya hágalo ahora mismo. Y si no es fan, no creo que pierda nada al verlo, tal vez termine de acuerdo conmigo al afirmar que en Estados Unidos pasan cosas tan horribles como esta (y más), que servirían para escribir más películas dramáticas, y que, si eso ocurre allí, en nuestros países cualquier cosa peor podría pasar.


Fuente: IMDB



0 Comentarios:

Publicar un comentario

¿Hay algo que quieras decir?